Si eres emprendedor y quieres lograr la independencia económica, el Dropshipping es una excelente alternativa para ti. Esta propuesta de negocio, consiste en crear una tienda online con bajo presupuesto, y está integrado por un sistema logístico de gestión de productos sin tener un stock, donde generas ingresos por comisiones. Es decir, tendrás que vender las unidades disponibles en el haber de tus proveedores y encargarte de aumentar las ventas.

¿Cómo funciona una tienda online con Dropshipping?

El propósito del Dropshipping es erradicar la inversión previa en inventarios; adicionalmente, el mayorista es quien corre con los gastos de envío. En consecuencia, el proceso de compra se puede resumir en tres simples pasos, a saber:

  • El usuario realiza su compra en tu tienda online.
  • Mediante un sistema automatizado, tu comercio electrónico envía el pedido al abastecedor o proveedor de Dropshipping.
  • El suministrador se encarga de alistar y despachar la compra de tu cliente.

Ventajas de tener una tienda online con Dropshipping

El negocio del Dropshipping tiene muchas ventajas; sin embargo, las más importantes son: Baja inversión, centralización y escalabilidad. Es decir, al tener un presupuesto de partida mínimo, se reducen algunos costes en comparación con una tienda física, incluyendo: almacenamiento, mantenimiento y distribución.

También, tus responsabilidades serán mínimas, sólo tendrás que atraer tráfico a tu website, mejorar el proceso de compra, motivar al cliente, fidelizarlo y vender, delegando las demás tareas, entre ellas: despachar, entregar los pedidos y solucionar quejas o reclamos. Igualmente, es posible vender en todos los países del mundo..

¡Comienza ya con tu tienda online Dropshipping! En la actualidad, la plataforma de comercio electrónico más reconocida a nivel mundial es Shopify; no obstante, existen otras alternativas que puedes utilizar, estas son: Wix, Magento, Bigcommerce, 3dcart, WooCommerce (con WordPress), Volusion y Squarespace.