La manteca de coco es una sustancia constituida en su mayoría por ácidos grasos, que resultan del proceso de prensado de la pulpa del fruto del Cocotero. Gran parte de sus usos o aplicaciones están relacionados con la cocina y tratamientos naturales de belleza. De hecho, el aceite de coco virgen extra es un sabor frecuente en la comida asiática, y en dulces de panadería.

Top 10: Beneficios del aceite de coco

  1. Pérdida de peso corporal, el aceite de coco ayuda a intensificar el consumo de energía diario, lo que se traduce en una importante pérdida de grasa a largo plazo
  2. Controla el apetito, al metabolizar los ácidos saturados en el organismo, se generan compuestos químicos que inhiben la sensación de hambre, mejorando la apariencia física como resultado.
  3. El consumo diario de aceite de coco, 30 ml, reduce los índices de masa corporal, y paralelamente, el perímetro del abdomen.
  4. Hidrata la dermis, la manteca de coco funciona como antioxidante natural, mejorando el aspecto de la piel seca o sensible.
  5. Contribuye en el tratamiento de la dermatitis atópica.
  6. Actúa en la reparación de la fibra capilar, aportando brillo y suavidad al cabello seco.
  7. Mejora la digestión, esto se traduce en beneficios para el sistema inmune, incluso el consumo moderado de aceite de coco, es capaz de curar afecciones del estómago, por ejemplo: úlceras.
  8. Aumenta la función cerebral, tiene un efecto positivo en pacientes con Alzheimer y otras enfermedades de la mente, porque los ácidos grasos que contiene se convierten en fuentes de energía para el cerebro.
  9. Elimina el mal sudor, la manteca de coco en combinación con fécula de maíz y bicarbonato de sodio, funciona como desodorante natural.
  10. Destapa los oídos, utilizar unas gotas de aceite de coco tibio, ayuda a quitar tapones auditivos.